formats

conducir con nieve

 

Comienza a nevar, las carreteras se complican y es el momento en el que todos nos acordamos de lo bien que nos vendría ahora ese curso de conducción segura que vimos hace unos días en Oferplan.

Para empezar, no tienes que preocuparte porque todavía tienes la posibilidad de realizar alguno de los cursos de conducción segura o deslizamiento para mejorar tus habilidades al volante.

De todas formas, nunca está de más recordar algunas pautas básicas a la hora de enfrentarnos a condiciones climatológicas adversas en la carretera.

conducir con nieveDesde la propia Dirección General de Tráfico (DGT) aportan las dos reglas básicas para la conducción en invierno: Prevención y prudencia. A partir de ahí, nos indican una serie de consejos específicos dependiendo de si hay nieve, hielo, niebla, lluvia o viento que se pueden resumir en este decálogo:

1.- Revisa el vehículo y comprueba el funcionamiento del limpiaparabrisas, la luneta térmica, los niveles de líquido anticongelante o los neumáticos.

2.- Tan pronto como la carretera se vea blanca coloca cadenas en las ruedas motrices en caso de no llevar neumáticos de invierno. No debes entorpecer la circulación por lo que es recomendable ponerlas en lugares apartados de la calzada y de fácil acceso para el vehículo.

3.- Es importante mantener reducida la velocidad. Acelerar, girar, frenar… todas las maniobras al mando de un vehículo requieren de más tiempo cuando las condiciones climatológicas son adversas.

4.- Evita aceleraciones y deceleraciones bruscas, adelantamientos o cambiar bruscamente de dirección.

5.- Limpia periódicamente la nieve que se acumula en el guardabarro y que puede obstaculizar el giro de las ruedas.

6.- Aprende a reconocer con anticipación las zonas con hielo para no tener que frenar y evitar deslizarte.

7.- Extrema la precaución controlando la dirección y el comportamiento del resto de vehículos. Lo que hagan los demás puede afectarte.

8.- No adelantes a vehículos bloqueados por nieve en carretera si no estás seguro de poder lograrlo y dejar la vía libre después de realizar la maniobra.

9.- Orienta la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para combatir el vaho. Si puedes, límpialos con una bayeta seca.

10.- Enciende las luces de cruce y el alumbrado antiniebla. Es importante ver bien pero también ser visto adecuadamente.

De todas formas, si quieres evitar acabar como el coche de la imagen inferior, siempre es mejor que estés preparado para controlar el vehículo cuando se desliza o aprender a realizar frenadas de emergencia, lo que puedes conseguir con estos cursos de conducción segura o deslizamiento.

accidente por nieve