formats

El mejor consejo para tener unos dientes blancos es tener una alimentación equilibrada. Si, ya lo se, más de lo mismo pero es que lo mejor para nuestra boca es beber agua o leche ya que bebidas o alimentos como el café, vino o fumar hace, además de generar enfermedades como es el caso claro del tabaco, que nuestros dientes se oscurezcan.

sonrisa-dientes

Entre alimentos a escoger mejor elegir como golosina una manzana al chocolate, y si no tienes la posibilidad de cepillarte tras las comidas, que sepas que si finalizas ésta con una porción de queso, este actuará como un protector. Ah y no olvides finalizar con un gran vaso de agua que siempre viene bien para todo incluida tu boca.

El cepillo de dientes, siempre contigo allá donde vayas

dienteY es que tener la dentadura libre de residuos es la base para una boca sana y unos dientes bonitos. Lo más importante es que te cepilles los dientes de forma regular y frotando cuidadosamente hasta el fondo de la mandíbula. Utiliza un cepillo de dureza media, ni demasiado duro ni demasiado blando. Si tienes las encías frágiles, elige un cepillo de cerdas flexibles.

Es indispensable un cepillado de tres minutos después de cada comida y en cuanto a la durabilidad de este, no utilices el mismo cepillo más de dos meses.

Da preferencia a un dentífrico con flúor que refuerce el esmalte y no olvides utilizar diariamente  hilo dental. Es indispensable una vez al día para eliminar los residuos a los que el cepillo no puede llegar.

Operación blanqueo

Cada vez es más frecuente el uso  de productos blanqueadores de venta en farmacias o en grandes superficies pero si prefieres optar por otras opciones “más naturales”, vamos “el remedio de la abuela” a continuación te presentamos dos que pueden serte de utilidad y que los tienes más a mano de lo que piensas:

Cáscara de naranja: en lenguaje científico, la parte blanca de la naranja que se encuentra entre la corteza y los gajos de la fruta se llama el mesocarpio y contiene sustancias químicas que blanquean los dientes. Para que tenga efecto deberás frotar durante 45 segundos los dientes con el mesocarpio y cepillarte los dientes media hora después.

sonrisa-naranja

Fresas y bicarbonato: otra opción es mediante la aplicación de una pasta de fresas y bicarbonato de soda que deberemos hacer en casa. Las fresas contienen un compuesto que actúa como un agente blanqueador natural.  Para ello deberemos aplastar una fresa madura y mezclarla con el bicarbonato, la aplicaremos sobre los dientes, dejaremos actuar 20 minutos y enjuaguaremos. Media hora después deberemos cepillarnos los dientes con el fin de eliminar el azúcar de la fresa.

sonrisa-fresa

Visitar al dentista te ayudará a mantener el blanco de tus dientes

dentistaEl envejecimiento de los dientes acentúa la aparición del sarro, lo que hace necesaria una visita al dentista.

Una vez allí, te hará un examen del estado de tu dentadura. Si tus dientes gozan de buena salud procederá a limpiar el sarro y después a pulirlos. La limpieza del sarro aclara los dientes.

El dentista incide allá donde las cerdas del cepillo de dientes no llega y además te asesorará en función de tus necesidades específicas cuidando de la salud y estética de tu boca. De ahí que sea importante realizar revisiones periódicas que nos hagan coger los posibles problemas que podamos tener a tiempo y evitar males mayores. Recuerda que tu salud comienza por tu boca.