formats

facebook_like_thumbHoy en día, parece imposible concebir un mundo en el que no podamos hablar por Whatsapp, no podamos clickar “me gusta” en Facebook o no podamos retwittear ese mensaje que nos da boleto para el tan ansiado concurso. Y es que las nuevas tecnologías se han vuelto algo indispensable en nuestras vidas. Pero como todo lo indispensable, también entraña sus riesgos.

Entre los más sonados se encuentra el ciberacoso o ciberbullying. Este fenómeno se caracteriza por ser una extensión del acoso a través de de los medios tecnológicos, teléfono o internet, en el cual una persona (acosador) trata de minar la autoestima de otra (acosado) enviándole mensajes amenazantes, intimidatorios o chantajistas a través de emails, mensajería instantánea (whatsapp, chat…), redes sociales (facebook, tuenti…) o sms.

angustia adolescente--644x362

En el Estado español, casi un tercio de jóvenes menores de 17 años dice haber sufrido amenazas en la red y un 19% reconoce haber insultado a través de este medio. Según datos de la UNESCO, en Latinoamérica el 50% de los menores reconoce haber sido víctima del ciberacoso.  Pero, ¿Sabemos qué consecuencias tiene el ciberbullying? El acosado, o bullied, está expuesto a sufrir trastornos psíquicos graves tales como ansiedad o estrés acompañados de sentimientos de ira, fatiga o desánimo. Así mismo, es usual ver como las relaciones con familiares e iguales se deterioran, los resultados académicos se ven empeorados o el descenso de la autoestima. Tras una exposición larga a este tipo de acoso, es posible que llegue a darse un trastorno de depresión mayor o un estrés postraumático.

Minimizando los riesgos

padres e hijos ordenador--644x362

Intentando salir de ese pozo alarmista,  lo más conveniente es dotarnos de herramientas que nos protejan en la red y que nos sirvan de guía sobre cómo actuar con el fin de minimizar los riesgos lo máximo posible. Para ello:

  • Términos y condiciones de uso. Ese texto largo que siempre aceptamos sin haber leído previamente contiene información muy importante sobre tus datos, fotos, perfil… haz un esfuerzo y léelo. No hay prisa y siempre es conveniente saber qué pasará con nuestro otro yo, el virtual, una vez borremos el perfil.
  •  Acompaña a tu hijo, no espíes. Es importante acompañar al menor cuando se inicia tanto en redes sociales, como en el infinito mundo de internet. Para ello, es importante que le acompañes en ese proceso. Ayúdale en ese proceso e indícale de que forma lo configurarías tú para que el perfil sea seguro.
  •  Datos, ¿Para quién? En infinitas ocasiones damos datos en la red que en el cara a cara no daríamos. ¿Aportaríamos al mundo entero nuestra dirección? ¿Nuestro teléfono? ¿Enseñaríamos quizá nuestras fotos? Seguramente, no. Por lo que es importante que configuremos nuestros datos personales de tal forma que tan solo nosotros podamos verlos.
  •  Multiamiguismo. Por muy sociable que seamos es prácticamente imposible tener 100, 200 o 300 amigos, por tanto, repasa la lista de contactos pues no sabes realmente quien tiene acceso a tus datos, tus fotos…
  •  Cuida las fotos. En ocasiones, jugamos a ser modelos en internet y puede que todas las fotos no sean las más adecuadas para subir a la red o para enviar a través de la misma. De igual forma, si te llega alguna foto comprometida no la reenvíes. Sexting, no lo produzcas, no lo reproduzcas.
  • Contraseña fuerte, protección adecuada. Intenta que la contraseña sea compleja, que intercale letras y números y mantenla siempre en secreto.

Como veis, crear un perfil en una red social es un proceso complejo, el cual requiere de tiempo y el cual cuenta con muchas variables en las que fijarse. Sin caer en alarmismos e intentando tener siempre un punto de vista educativo, participa en el proceso de tu hijo o hija en las redes sociales, acompáñale, guíale y sé un apoyo para que tu pequeño/a crezca sano y seguro dentro de la red. Tómate tu tiempo, no corras y crea un perfil de calidad.

informacion Enlaces de interés:

Pantallas Amigas

Si tienes dudas o quieres plantearle alguna consulta a nuestro psicólogo Jonathan Mujika te invitamos a hacerlo a tráves de nuestro formulario de contacto.