formats

No necesitamos ser famosos ni tener la última versión de Photoshop para tener una piel radiante, lisa y limpia. Con una serie de cuidados lograremos tener nuestra piel en la mejor de las condiciones.peeling-corporal-facial-descuento-20140617-619x391

Es muy importante que los tratamientos que realicemos sean específicos para cada una de las partes de nuestro cuerpo, por ejemplo la cara es una zona delicada a la que tenemos que tratar con especial cariño. Tampoco podemos olvidar que no todos tenemos el mismo tipo de piel, algunos la tienen seca mientras que otros tienen tendencia a tenerla grasa.

Exfoliación

El primer paso  para tener la piel como el culito de un bebé es exfoliar tanto nuestro rostro como el resto del cuerpo.

El pelling no es más que la eliminación de las células muertas. Existen varias formas de exfoliación y podemos elegir la que más nos convenga. Si nos exfoliamos dos veces por semana eliminaremos todos los granitos, los puntitos negros y esas manchitas que tanto afean nuestra piel. El resultado saltará a la vista, la tendremos muy limpia y suave y eso hará que respire correctamente.corrige-signos-envejecimiento-descuento-20140603-619x391

Hidratación

picLo siguiente que haremos será hidratarnos. Nuestra piel se compone en un 70% de agua, así que imaginaos lo importante que es que la mantengamos debidamente cuidada. Una piel hidratada es una piel sana, por lo que tenemos que echarnos nuestras cremas hidratantes todos los días. No os olvidéis de utilizar un producto específico para la cara y otro para el resto del cuerpo.

Verano

El verano es una de las épocas del año en la que nuestra piel sufre más. Con el calorcito nos vamos a la playa o la piscina y nos tiramos horas tomando el sol. La vitamina D que el Astro Rey nos proporciona es muy importante, pero tampoco debemos pasarnos con la exposición porque podemos quemarnos y eso acelera el envejecimiento. Es imprescindible que utilicemos un buen protector solar para evitar males mayores.pic (1)

Estos cuidados podemos realizarlos tranquilamente nosotros solos, pero en verano cuando nuestra piel está más expuesta a las inclemencias del tiempo, convendría que acudiéramos a un centro especializado para que nos dejasen como nuevos.