formats

A raíz de nuestro anterior post “La dificil elección de Olentzero” nos ha llegado un correo electrónico con una consulta de nuestra amiga Maite y hemos querido compartir la respuesta con vosotros, ya que consideramos que puede ser de interés. Maite nos plantea lo siguiente:

“Mi hijo pequeño tiene quince años y el año pasado no le vi feliz con los regalos. Como ya se esta haciendo mayor pensamos que a su edad no le íbamos a coger juguetes y le regalamos ropa y dinero. Al pobre no le vi feliz y no me gustaría meter la pata otra vez. Mi pareja y mis hijos mayores dicen que le voy a feminizar, porque yo siempre les regalo lo que piden, ya sea muñecas o cocinitas. ¿Tu que me aconsejas?”

echo-pic

Lo primero agradecerte que te hayas puesto en contacto con nosotros. En cuanto a tus dudas decirte que con 15 años ya son bastante mayores para saber quien es quien verdaderamente hace los regalos, por lo que no tienes que tener ningún miedo a preguntarle a tu hijo por lo que él quiere, incluso podéis hacer una lista de unos cuantos regalos y luego tu pareja y tú decidiréis cual regalar en función de vuestras posibilidades.

Así mismo, me gustaría decirte que tu hijo está en una edad muy bonita porque ya puede empezar a disfrutar con cosas de adultos (entradas para un concierto, bonos cultura…) pero a la vez sigue siendo un niño y le gusta jugar (videoconsolas, hacer deporte…) por lo que a ti se te abre un gran abanico de posibilidades en cuanto a regalos se refiere.

Por otro lado, no creo que ningún juguete feminice ni deje de feminizar a nadie. Los niños lo que quieren es jugar e imitar, e imitan lo que ven, por tanto es normal que, independientemente del género, tanto los niños como las niñas quieran ser cocineros, bomberos, policías… simplemente es un reflejo e imitación de lo que observan a su alrededor.

Espero haber sido de ayuda. ¡Un saludo!