formats

personas bailando

El verano se acerca y todos empezamos a pensar en adaptar nuestro cuerpo al buen tiempo. Curiosamente una gran mayoría se decanta por incrementar las sesiones de ejercicio físico practicando deportes como el running, la natación o el ciclismo pero y sólo unos pocos optan por alternativas como el baile quizá por desconocimiento de su potencial al asociarlo a un ocio más lúdico.

Sin embargo, practicar tango, zumba, salsa, bachata o cualquiera de los variados tipos de danza es una actividad que, además de divertida, puede generar múltiples beneficios para nuestro organismo no sólo a nivel físico sino mental y emocional.

9 beneficios de la práctica habitual de un baile

baile popular

Bailar es una actividad para la que no necesitas, en principio, ningún equipaje especial y se puede practicar a cualquier hora y en cualquier lugar. Su práctica habitual tiene los siguientes 9 beneficios:

  1. Mejora tu salud en general.
  2. Ayuda a tu corazón.
  3. Elimina el estrés y la depresión.
  4. Mantiene tu cerebro activo, mejora la memoria e, incluso, puede ser un factor desencadenante del aumento de la inteligencia.
  5. Mejora la flexibilidad, fuerza y resistencia de nuestro cuerpo al tiempo que ayuda a combatir el sobrepeso.
  6. Mejora tu confianza y autoestima.
  7. Forma parte de las actividades que ayudan a combatir de manera adecuada enfermedades como el Alzheimer.
  8. Consigues un mayor equilibrio en todos los aspectos.
  9. Hace que te sientas más feliz al generar un bienestar reconfortante.

bailes latinos

De todas formas, si todavía no te has convencido, ahora tienes la oportunidad de probar 4 clases del baile que tú elijas (zumba, bailes latinos, Bollywood, bachata y salsa, danza del vientre o danza infantil) durante un mes: junio o julio. Así podrás descubrir qué tipo de baile es el que más te gusta y observar sus efectos sobre tu propio cuerpo y mente.