formats

casas cueva - eficiencia energética

La historia del ser humano siempre ha estado ligada a los lugares donde pasaba la vida. De todos es conocido el uso de las cuevas por nuestros antepasados no sólo como refugio para protegerse de la intemperie y resguardarse de la climatología adversa sino también como espacios sagrados.

Durante siglos, se fueron adaptando los habitáculos añadiendo pinturas, ampliando las salas o allanando los suelos hasta que, siglos después, comenzamos a atrevernos a crearlas nosotros mismos.

casas cueva - eficiencia energéticaCon el devenir de los años fuimos abandonando las cuevas para terminar en los actuales inmuebles de acero, cristal y hormigón en sus múltiples variantes, desde la casa unifamiliar a las enormes torres de cientos de pisos.

Bio viviendas, las nuevas casas cueva ecológicas

Sin embargo, desde hace un tiempo vivir en una casa cueva se está convirtiendo en una tendencia en auge. Quizá como una evolución de las ocupaciones de antiguas cuevas por movimientos hippies en zonas como Ibiza o Granada y siguiendo parte de su espíritu las bio viviendas son construcciones que imitan a las casas cueva.

La naturaleza es sabia. Por eso tiene sentido que las casas cueva 2.0 aprovechen las ventajas energéticas de aquellas cuevas ocupadas por nuestros antepasados, fundamentalmente su condición isoterma, es decir, que la temperatura en su interior sea constante tanto en invierno como en verano. Esto es así porque el calor o el frío que se pierden por las paredes es muy pequeño en comparación con el resto de sistemas constructivos que empleamos habitualmente.

casas cueva - eficiencia energéticaDe ahí que comiencen a prodigarse construcciones que, manteniendo estas ventajas energéticas incorporen los avances tecnológicos del siglo XXI. Y curiosamente, se trata de las edificaciones con la máxima certificación energética, la letra A, dado que su consumo energético tiende a 0, lo que permite alcanzar ahorros de energía de hasta un 90% respecto a una vivienda normal.

Quizá haya llegado el momento de replantearnos de nuevo los lugares en los que vivimos. Pero, mientras tanto, lo mejor que puedes hacer es obtener un certificado de eficiencia energética que, además de ser obligatorio en caso de que quieras vender o alquilar tu casa, te dará una valoración del consumo energético que tiene el inmueble y las reformas necesarias para conseguir reducir el gasto de energía.

Gracias a Oferplan puedes conseguir un certificado de eficiencia energética por menos de 60 euros con un descuento del 80% sobre el precio habitual.