formats

tamborrada-izada19 de enero, este año cae domingo y las calles de Donostia se preparan para la cuenta atrás. La Plaza de la Constitución llena hasta los arcos. Hay privilegiados con vistas desde los balcones, otros afortunados han conseguido acceder a la abarrotada plaza. Sobre el escenario todo son nervios. La bandera anclada a su mástil lista para ser izada. Llega la cuenta atrás. Los uniformes debidamente planchados, las baquetas preparadas en las manos y los barriles y tambores listos para aguantar 24 horas de vibraciones. En ese momento llegan las 12 de la noche, la bandera comienza a izarse y el público que acompaña a las comparsas comienza a saltar al ritmo de los tambores. Sonrisas a flor de piel y pequeñas lágrimas que asoman por el rabillo de algún que otro ojo. La plaza de la Constitución canta a coro la conocida Martxa de San Sebastián. Acaba de comenzar la Tamborrada donostiarra.

Un año más la capital de Gipuzkoa prepara los tambores y barriles para 24 horas de puro frenesí. Donostia vuelve a vibrar un año más con su día grande. El 20 de enero siempre es un día especial, tanto para mayores como para pequeños. El buen ambiente está asegurado.

tamborrada-consti

Aunque no encontramos una fecha fija para su origen, estamos hablando de una fiesta con casi 200 años de antigüedad. Lo que sí es seguro es que se viene celebrando desde 1836. Se dice que proviene de esas primeras comparsas que participaban en el carnaval de la ciudad. Ya en 1817 nos encontramos con varias comparsas que incluían tamborileros, entre ellas la Mascarada de Ciegos de Valencia o la Comparsa de Jardineros. Con el tiempo se extendió la tradición de recorrer las calles de Donostia, tambor en mano, al son de la marcha del “Zortziko”. No fue hasta 1860 cuando Sarriegui compuso la hoy tan conocida y cantada “Marcha de San Sebastián”.

Uno de los grandes atractivos es sin duda el colorido de los trajes que nos recuerdan a épocas napoleónicas. En un primer momento se reprodujeron trajes de los batallones guipuzcoanos, más tarde se fueron incorporando nuevos uniformes de soldados de la Guerra de Independencia, cazadores, lanceros de la Guardia Real, marineros o artilleros. Los últimos años el número de integrantes se ha multiplicado, lo que llevó a adaptar nuevos trajes como el de cocinero. Todo un abanico de colores marchando por las calles donostiarras mientras turistas venidos de fuera y donostiarras de toda la vida inundan las calles para ver pasar a las comparsas.

tamborrada-ant

Sin duda los 15.468 comparseros repartidos por las 127 comparsas animarán este gran día. Aunque en un primer momento eran únicamente los hombres los que podían participar en la Tamborrada, hoy en día ya son 119 las Tamborradas mixtas. A ellos se le suman las comparsas de los más pequeños que este año están compuestas por 4.662 niños y niñas.

Hay que hacer una mención importante al galardón del Tambor de Oro que anualmente se entrega a una personalidad, fundación o institución como reconocimiento a su impulso de la ciudad. La Oreja De Van Gogh, Xabi Alonso, la Behobia San Sebastián fueron los ganadores de los últimos 3 años, este año el premiado es Joaquin Fuentes, un experto en el autismo y psiquiatra infantil. Así que si la lluvia no nos agua la fiesta la música, el ambiente, la emoción y la diversión están aseguradas. Donosti bat, bakarra munduan!