formats

preservación digital

Todos tenemos cientos de documentos audiovisuales en cintas de vídeo analógico de los más variados formatos (VHS, 8mm., miniDV,…) que nos gustaría conservar pero que no podemos ni siquiera ver porque los aparatos en los que se produjeron ya ni se fabrican.

Este fenómeno se debe a lo que se conoce como obsolescencia programada, es decir, cuando se ha planificado de antemano que, tras un periodo de vida útil, un producto dejará de funcionar y se volverá inservible. Desde hace unos años hay un movimiento social en contra de esta práctica que muchas industrias aplican para sobrevivir pero que nos hacen la vida más difícil a los ciudadanos.

Apuesta por la preservación digital

efectos de la obsolescencia programadaUna de las primeras soluciones que se nos ocurren es tratar de digitalizar estos archivos para garantizarnos poder volver a reproducir esas viejas cintas en las que tenemos casino online grabada parte de nuestras vidas.

La preservación digital puede realizarse de muy diversas maneras pero todos los métodos y técnicas tienen como objetivo final poder seguir usando los documentos sea cual sea el formato, programa, máquina o sistema que se utilizó para su creación.

Sin embargo, en los últimos tiempos, personas tan influyentes como Vint Cerf, vicepresidente de Google y uno de los padres de internet, han alertado de que en un futuro, cuando el hardware y el software actual se vuelva obsoleto, podríamos entrar en una “era oscura digital” al existir la posibilidad de que todos los documentos e imágenes que hemos ido guardando en las computadoras durante décadas desaparezcan dejando a las futuras generaciones sin registro alguno del siglo XXI.

Zumeta vídeoAntes de que esto ocurra, el primer paso es recuperar los archivos analógicos para lo que puedes aprovechar la oferta de Zumeta Vídeo para transformar todo tipo de formatos de vídeo y audio a formatos digitales o en su defecto a analógicos. De esta manera podrás volver a ver todos tus archivos, desde los 8 y súper 8 de las bobinas de cine antiguo hasta los últimos formatos en DVD, mini DV, o los distintos formatos amateurs, VHS, VHS(c), 8MM, MINIDV, MINIDVD  o profesionales, dvcpro, DV cam, … Y también podrás transformar en CD formatos de vinilo o cintas analógicas de cassettes.