formats

Es un clásico en todos los hogares. Los hay de diferentes formas, tamaños o colores, pero sin duda nadie puede negar haberse “roto la cabeza” con alguno de estos juegos. Los puzzles siempre han sido un regalo útil para cualquier celebración. Aunque su origen no está totalmente claro, se dice que fue creado accidentalmente por Juan Spilsbury en 1760. Este geógrafo montó un mapa sobre una placa de madera. Una vez terminado, cortó el perfil de cada país creando varias piezas. De este modo creó el primer puzzle conocido.

Puzzle-historical-map-1639

puzzles_imprimir_1Aunque en un primer momento se empleó como ejercicio de geografía para alumnos, no se hizo realmente popular hasta comienzos del siglo XX, por lo que los primeros puzzles como tales apenas tiene 100 años. Aunque hubo que esperar un tiempo para que los primeros puzzles evolucionasen hasta que adquirieron una forma similar a la que conocemos hoy en día. Primero se introdujeron variaciones en las piezas con pomos y figuras más creativas. Más tarde de sustituyó la madera por el cartón.

Hoy en día se incluye la fotografía de lo que debemos montar, pero esto no fue siempre así. En un principio únicamente se contaba con el nombre del puzzle o los colores que a priori se podían ver. La imaginación y la pericia eran la clave para la ejecución de los mismos.

puzzle-tetris-p

Este tradicional juego de mesa ha batido récords de todo tipo. El puzzle más grande del mundo pesa 17 kilo y tenía más de 40.000 piezas. Decimos “tenía” porque su creador y diseñador lo colocó en posición vertical y éste se vino abajo. Lo montó en 35 días. Por otro lado, el puzzle comercializado más grande del mundo tiene 24.000 piezas y mide más de 4 metros de largo, fabricado en Barcelona y distribuido por todo el mundo. Para poder terminarlo, una familia de EE.UU. necesitó 32 días para montarlo. Aun así, el puzzle más difícil del mundo es uno basado en el cuadro de Jackson Pollock llamado “Convergence”.

Las nuevas modas han hecho de los puzzles una pieza clave en la decoración de los hogares. No es extraño encontrarse con grandes cuadros de paisajes o escenas enmarcados y colocados con sumo cuidado en las paredes de nuestros hogares. Incluso escenas más familiares ¿Por qué no uno más? Si bien un puzzle puede ser un regalo para cualquier momento, ahora con los puzzles personalizados puedes convertir cualquier fotografía en un puzzle del tamaño que quieras. Ya solo nos queda conocer la receta para acabarlo, comenzar por los bordes y mucha paciencia.

he_terminado_el_puzzle_en_2_anos