formats

Colgante en forma de corazón

Todos los años hay una serie de fechas destacadas por lo más diversos motivos: Navidades, el Día del padre o de la madre, Semana Santa,… Hoy estamos a una semana de una de las más  reconocibles. ¿O acaso queda alguna persona que no relacione los colgantes o pasteles en forma de corazón o un ramo de rosas rojas con el Día de San Valentín?

Lo que no es tan seguro es que se conozca el origen de esta celebración. Los más desconfiados recurren al habitual interés de las marcas comerciales pero en este caso parece que se equivocan.

ramo de rosasEl Día de los enamorados es una celebración del amor y la amistad cuyo origen se remonta, según su entrada en la Wikipedia, al propio Imperio Romano. Dice la leyenda que hacia el siglo III el emperador Claudio II prohibió la celebración de matrimonios de jóvenes ya que los solteros sin familia eran mejores soldados, un decreto al que se enfrentó el sacerdote Valentín celebrando matrimonios en secreto. Claudio acabaría ordenando el martirio de San Valentín que fue ejecutado el 14 de febrero del año 270. De ahí la fecha de celebración.

Reconversión de rituales paganos

Sin embargo, otras fuentes también datan en el Imperio Romano su origen pero lo sitúan como la conversión de dos rituales paganos: Lupercalia y la Fiesta de Juno Februata.

El primero, también conocido como la “Fiesta de licencia sexual” se realizaba en honor al Dios de la fertilidad y la agricultura, Luperco.  Los Luperci recorrían por Roma golpeando a las mujeres con februa, correas hechas con pieles de cabras sacrificadas. Los Luperci creían que los azotes purificaban a las mujeres y les garantizaban su fecundidad y un fácil nacimiento. En este caso, Febrero se deriva de februa o “medios de purificación”.

chucherías en forma de rosasPor su parte, el 14 de febrero, durante la fiesta de Juno Februata, los adolescentes romanos se convertían en pareja por azar eligiendo unos billetes de un contenedor. En 494 D.C., el Papa Gelasio renombró la Fiesta de Juno Februata, la diosa del amor, las mujeres y el matrimonio como la “Fiesta de la purificación de la Virgen María”.

Tarjetas de felicitación llenas de corazones y Cupidos

Lo cierto es que en la época moderna fue Esther A. Howland quien en 1842 comenzó a comercializar las primeras tarjetas postales masivas de san Valentín, conocidas como “Valentines”, el verdadero origen de lo que nosotros ya celebramos como el Día de los enamorados. Las tarjetas incluían, cómo no, los ya habituales símbolos con la forma del corazón o de Cupido.

Además, como ha ocurrido con otras festividades, la globalización ha extendido la fiesta desde Occidente, países en los que era habitual la celebración del Día de San Valentín hacia países como China o Japón, muy alejados de nuestras tradiciones.

Por cierto, para evitar que te pase como todos los años que dejas para el último día la compra del regalo, hemos preparado una serie de ideas para regalar con las que seguro que cumplirás con tu pareja.

hojaldre en forma de corazón