formats

cesta de setas

Otoño es época de recogida de setas, una pasión que tiene muchos adeptos en el País Vasco en general, y en Gipuzkoa en particular. Hace muchos años que los aficionados a las setas salen al monte en busca de las especies más preciadas.

Los hay que recogen setas para consumo propio, los que después las reparten, o los que se dedican a venderlas en mercadillos o de forma privada entre familia y amigos. Las setas tienen algo que enloquece, algo que hace que la gente “se mate” por ellas.

A simple vista parece que la recogida de setas puede ser una tarea sencilla. Los que nunca han ido a recogerlas pensarán que basta con pasear un rato por el monte y los lugares donde brotan estos exquisitos manjares para recoger toneladas. Sin embargo, la recogida de setas es una tarea más complicada de lo que parece.

Si eres un habitual de esta práctica o quieres iniciarte en la recogida de setas, aquí tienes unos consejos que te ayudarán en esta labor:

1.- La cesta

kit busca setas

Este utensilio te permitirá transportar de forma adecuada las setas que recojas. Es importante que sea de un material que permita que el contenido transpire. En caso contrario las setas no respiran y podrían fermentar, echando a perder todo el trabajo.

Otra ventaja de este tipo de cestas es que permitirás que las setas que recoges suelten las esporas, sembrando el bosque y el entorno. Es, por tanto, muy buena idea que elijas bien la cesta. Con ella conseguirás que las setas conserven toda su frescura cuando llegues a casa y, al mismo tiempo, contribuirás a que se regeneren garantizando que puedas tener setas de nuevo al año siguiente.

2.- La navaja

La navaja es una herramienta imprescindible para los seteros. Cuando recojas la seta, no la arranques del suelo, córtala con una navaja curva a ras de suelo. Después de cortar es aconsejable cubrir con algo de tierra lo que quede de la seta, así ayudarás a que pueda volver a crecer.

3.- Elige las especies conocidas

especies de setas

Puede parecer una obviedad pero es probablemente el consejo más importante. Si no eres experto es importante que vayas acompañado de alguien que sepa, o que tengas a mano una buena guía micológica. La elección de las setas comestibles te evitará posibles intoxicaciones.

4.- ¡Déjalos crecer!

Es importante conocer el tamaño idóneo para recoger las setas. Como todas las especies, es aconsejable recogerlas en su etapa de madurez, cuando adquieren un tamaño idóneo para su consumo. Una escala te ayudará a saber si la seta que quieres recoger tiene un tamaño recomendable.

5.- ¡Límpialas al momento!

La tierra protege las setas, pero impide que suelten las esporas. Antes de colocar las setas en la cesta, con el himenio (parte inferior del sombrero) hacia abajo, es recomendable que las repases con un pequeño cepillo para limpiar el exceso de tierra y así no se ensucien las demás setas que vayas recogiendo.

Oferplan pone a tu disposición el mejor set para recoger setas. Una práctica cesta y navaja multiusos.