formats

la historia del tatuaje

Están de moda. Los tatuajes han dejado de ser un adorno en la piel de unos pocos para ser algo muy habitual en la sociedad. ¿Tienes algún tatuaje ya? ¿Has pensado en hacerte uno? Descubre la historia de los tatuajes, el arte que ha pasado de ser un símbolo de estatus a un adorno del cuerpo.

No se conoce exactamente el momento en el que el ser humano comenzó a pintarse la piel pero hay estudios que afirman que podría datarse de alguna fecha próxima a hace 5000 años.

Se conoce que en el antiguo Egipto las mujeres se tatuaban con pigmentos de henna, del mismo modo que ocurre actualmente en India, para marcar su estatus social. Las momias eran también tatuadas y marcadas son estos pigmentos.

El arte de tatuar estaba extendido por todo el mundo. Las culturas del norte de Europa, como la celta o germánica, empleaban los tatuajes con fines bélicos. En oriente, los japoneses, utilizaban tatuajes en las figuras de barro que acompañan a los fallecidos. Los aztecas, en América, tatuaban a los niños para rendir tributo a los dioses.

El tatuaje define el estatus social en algunas culturas

tatuaje

Sin embargo, los tatuajes llegaron a perderse en la Europa medieval por influencia de la religión católica, que tomaba los tatuajes como una forma de mancillar y mutilar el cuerpo humano, creado a imagen y semejanza de Dios. Fue con la conquista de islas y territorios con marcada cultura del tatuaje, como la Polinesia, cuando este arte volvió a recobrar fuerza en Europa.

Primero fueron los marineros los que comenzaron a marcar su cuerpo con pequeñas imágenes y vocablos. Después de ellos, los movimientos más bohemios y hippies tomaron los tatuajes como parte de su identidad visual. En Occidente los tatuajes se hacen expresamente y bajo el deseo del tatuado, al contrario que en las culturas donde el tatuaje tiene su origen social y los dibujos están definidos por el estatus social o la ocasión en particular.

Finalmente, es a partir de mediados del siglo XXI cuando los tatuajes comienzan a ser más habituales, dejando de ser territorio exclusivo de marineros, hippies, bohemios o presidiarios, y convirtiéndose en un elemento decorativo más del cuerpo humano.

Y tú ¿tienes ya tu tatuaje? No esperes más y adquiere esta magnífica oferta por el que podrás hacerte un tatuaje por 29€, toda una ganga.