formats

cápsulas de cafetera Nespresso

Una tendencia habitual en los hogares modernos es la sustitución de las antiguas cafeteras “italianas” por las cafeteras de cápsulas que popularizó Nespresso que cuentan entre sus ventajas la posibilidad de que cada miembro de la familia tome el tipo de café que más le guste dado que se trata de cápsulas individuales.

Uno de los problemas que generan este sistema monodosis es que se genera una mayor cantidad de residuos, sobretodo de pequeñas cápsulas de aluminio.

Sin embargo, aplicando creatividad podemos solventar este inconveniente y convertirlo en una ventaja destacable. De hecho, cada vez hay más personas a la caza de las cápsulas para utilizarlas como materia prima de muchos de sus creaciones.

¿Qué se puede hacer reciclando cápsulas de café?

El único límite sobre la segunda vida que se le da a estos materiales es nuestra propia inventiva. Aquí te mostramos algunas de las más habituales:

1.- Colgantes y otro tipo de abalorios. Es el uso más habitual para las cápsulas. Simplemente hay que saber achatarlas o curvarlas con unas pinzas y, posteriormente, trabajarlas creando agujeros, unir varias con pegamento o añadirles alambres, cuerdas u otros elementos. De esta manera se pueden crear collares, anillos o pulseras de gran colorido.

2.- Macetitas. ¿No sabes dónde colocar esos pequeños cactus que te han regalado para que absorban la radiación de la pantalla del ordenador? Aunque parezca mentira, las cápsulas bien limpias son ideales como pequeñas macetas de diversos colores.

3.- Portavelas. Si no te gustan las macetas, también puedes utilizar las cápsulas para colocar pequeñas velas que decoren las estancias de tu casa.

Pero además de éstas tienes otras muchas opciones como bolsos, adornos o, incluso, cortinas para el jardín, una idea para la que necesitarás muchas cápsulas. Seguro que si aprovechas la oferta de la Cafetera Nespresso Inicia no tendrás problemas en reunir la cantidad adecuada.